Matteo Ferrari es el primer Campeón del Mundo de motos eléctricas

El italiano hizo historia al consagrarse en la temporada inaugural de MotoE, que se disputó en simultáneo con cinco programaciones de MotoGP.

El piloto de Trentino (Italia),  Matteo Ferrari,  fue quinto en la en la segunda carrera del Gran Premio de la Comunidad Valenciana, y se proclamó el domingo pasado campeón de la Copa del Mundo de motos eléctricas.
Con dos victorias y tres podios, el italiano, que había tenido una tibia participación  mundialista durante tres años en Moto3, inauguró la lista de ganadores de MotoE, la flamante categoría de motos sustentables telonera de MotoGP.
La Copa Mundial de MotoE o simplemente MotoE es un campeonato de velocidad organizado desde 2019 por la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) que se disputa exclusivamente con motos eléctricas. Esta temporada contó con 5 pruebas, todas en circuitos europeos, y ya promulgó el calendario para 2020.
Se trata de una monomarca y utiliza la motocicleta  Energica Ego Corsa, fabricada por la compañía con sede en Módena, Energica Motor Company, y convoca a una grilla de 18 pilotos, mucho de ellos de renombre internacional. Los tres mejores fueron Matteo Ferrari, el español  Héctor Garzó y el británico Bradley Smith, pero también compitieron figuras de la talla de Mike Di Meglio, Xavier Siméon, Niccolò Canepa, Jesko Raffin, Niki Tuuli, Sete Gibernau, Alex de Angelis, Nicolás Terol, Eric Granado, María Herrera, Randy de Puniet y Kenny Foray.
La moto “verde” cuenta con un motor eléctrico síncrono con imanes permanentes, enfriado por aceite, una potencia continua máxima de 110 kW (147 CV) y una aceleración de 0-100 km/h en 3 segundos. Su velocidad máxima es de 250 km/h.

 

Bio de Matteo Ferrari

Nacido en Cesena en 1997, Ferrari dio sus primeros pasos en categoría junior tras descubrir su pasión por el motociclismo a los 5 años, antes de ser Campeón de Europa de minimotos (2006), Campeón italiano de MiniGP 50 (2009), reinar en el Honda Trophy Extreme (2010) y cosechar éxitos en el Trofeo RS125GP del Campeonato Italiano de Velocidad que ganó en 2011.

Con dos victorias y tres podios, el italiano, que había tenido una tibia participación  mundialista durante tres años en Moto3, inauguró la lista de ganadores de MotoE, la flamante categoría de motos sustentables telonera de MotoGP.

De ahí pasó a la categoría de Moto3 del CIV, ganando el título europeo.
Corrió tres años en el Mundial de Motociclismo en la categoría Moto3 y luego volvió a Campeonato Italiano de Velocidad para competir en Superbike, en la que logró el subcampeonato en 2018. Esta temporada, además de correr en MotoE, participó en el Campeonato de Europa de Moto2.

 

 

Créditos: motogp.com