Honda CMX1100 Rebel Special: doble alma

Honda CMX1100 Rebel Special se denomina el trabajo que realizó el preparador francés FCR Original sobre la CMX1100 Rebel.

La CMX «Sport» y el CMX «Bobber» se diseñaron para satisfacer cualquier necesidad, pero ambos muestran claramente el potencial de personalización innato de CMX1100 Rebel.

Esta tarea la encargó Honda Motor Europa para demostrar la «doble personalidad» de la Honda CMX1100 Rebel. Cabe señalar que la hermana menor CMX500 es la segunda motocicleta personalizada más vendida en Europa en 2020.

Ambos proyectos se exhibirán en el festival Wheels & Waves de Biarritz, junto con las diez mejores CB650R Specials construidas por los concesionarios europeos de Honda.

CMX SPORT: lúdica

En la versión CMX Sport, FCR Original quiso resaltar el lado práctico y lúdico de la Rebel, pero hacerlo más deportivo, musculoso y agresivo. También se inspiraron en la belleza mecánica y el rendimiento del DCT, que es tan bueno para el uso diario de motociclistas de todas las edades.

Esta tarea la encargó Honda Motor Europa para demostrar la «doble personalidad» de la Honda CMX1100 Rebel.

Por otro lado, una modificación del basculante permitió el montaje de un par de amortiguadores traseros Öhlins negros. Así como una rueda trasera de la CB500F de 17 pulgadas y un neumático Dunlop D212 190/55-ZR17. El guardabarros delantero está construido contra rayones y es 25 mm más bajo. Los manubrios son de gran tamaño , mientras que el velocímetro se movió a la parte superior.

Impresionante en su simplicidad, la carrocería es el resultado de un escaneo 3D completo. Consta de un tanque de combustible de poliéster-carbono personalizado (con relleno de aluminio). El asiento trasero Alcánara monta una iluminación LED. Los pedalines están hechos a mano y agregan una sensación «Racing». Al tiempo que la pintura roja/negra y los detalles rinden un sutil homenaje a las imágenes clásicas de Honda. El motor es de serie, pero respira a través de un escape de acero inoxidable FCR Original.

Leer también: XP Zero: el par de un auto con el peso de una moto

CMX Bobber: elemental

Inspirada en el diseño «minimalista» de la CMX1100 Rebel, esta customización tiene una sensación más personalizada, empujándola aún más hacia el estilo bobber.

En la parte de ciclo, el basculante y la suspensión son originales, pero están rebajados 25 mm en la parte delantera, mientras que las ruedas de rayos negros están fabricadas a medida y llevan neumáticos Bridgestone gruesos.

Para reforzar el estilo bobber hay manubrios de aluminio, asiento de cuero con nervaduras perforadas, guardabarros delantero de aluminio simple (con acabado Mirrachrome) y marco de los faros pintado.

Finalmente, los intermitentes LED originales Mini-Bates FCR se guardan perfectamente y, al igual que la CMX Sport, un escaneo 3D produjo el tanque de combustible de poliéster-carbono personalizado. Tiene acabado Mirrachrome/azul satinado y está relleno de aluminio. Un escape FCR Original revestido de cerámica es el toque final, que resalta la belleza mecánica de la moto.

Leer también: Blue Falcon, una Yamaha MT-01 mucho más fornida

Cómo es la original

Vale recordar que la Honda CMX1100 Rebel es una moto cruiser de estilo relajado, pero también para generar una experiencia de conducción emocionante cuando aparece una ruta sinuosa.

Sin duda, muestra potencia y el carácter sólido del motor bicilíndrico de 1.084 cc de la Africa Twin. Esto aliado a un rígido marco de acero tubular, suspensión de calidad y frenado de alta seguridad.  Es suma, es una moto de vije con una fantástica combinación de habilidades. Los guardabarros de acero delanteros y traseros se asientan sobre neumáticos gruesos. Un un faro circular mezcla el aspecto de la vieja escuela con el LEDs súper actuales.