EICMA 2019: MV Agusta Brutale 1000 RR 2020

Una “Supernaked” tetracilíndrica con las prestaciones de la moto que compite en el Mundial de Superbike.  

Después de la vistosa Serie Oro que la marca de Varese llevó al Salón de Milán 2018, este año se despachó con una auténtica réplica de la máquina que compite en el WorldSBK, solo que en versión “Supernaked”.
Se trata de la Brutale 1000 RR 2020,  con un tetracilíndrico en línea con una potencia de 208 CV a las 13.450 rpm y 116,5 Nm de par, control de tracción personalizable, distintos mapas de potencia, control anti wheelie, cambio Shift up&down, embrague asistido y antirrebote.

Utiliza muchos elementos de fibra de carbono en chasis y motor, por lo que pesa solo 186 kg en seco y 202 kg con el tanque lleno de 16 litro de nafta. Declara una velocidad final de 300 km/h y muestra alerones a sus costados.
Monta Horquillas Öhlins NIX EC totalmente regulables electrónicamente, con barras de 43 mm y un recorrido de  120 mm. Atrás, un monoamortiguador Öhlins EC TTX, también regulable.

Utiliza muchos elementos de fibra de carbono en chasis y motor, por lo que pesa solo 186 kg en seco y 202 kg con el tanque lleno de 16 litro de nafta. Declara una velocidad final de 300 km/h y muestra alerones a sus costados. 

Adelante, pinzas de frenos Brembo Stylema de cuatro pistones con anclaje radial muerden discos de 320 mm; atrás lleva pinzas de dos pistones sobre disco de 220 mm.  El conjunto está ayudado por un ABS Bosch 9 Plus “modo de carreras”.
Los rodados son de 120/70-17 junto a un 200/55-17 y cuenta  un faro full LED y con luz diurna DRL. Además de luces “cuneteras” que se activan automáticamente.
La MV Agusta Brutale 1000 RR usa tecnologías de MotoGP y la F1 tales  como bielas de titanio que disminuyen el peso, cargas e inercias.   Su escape es un Arrow 4-1-4 con una válvula para mejorar el rendimiento en bajas vueltas.
El instrumental se compone de una pantalla TFT color de 5″ multifuncional e interactiva.

Créditos: MV Agusta –Prensa EICMA 2019