EICMA 2019: Honda Rebel 500

La histórica pequeña “bobber a la japonesa” de la marca del ala se renueva con mejor presentación y se desdobla en una versión “S”.

La Honda Rebel 500 es un verdadero ícono de Honda, y ahora cobra protagonismo para adaptarse a la norma Euro 5. Se trata solo de un tibio restyling para mejorar su estilo custom y mantenerse vigente por sus dotes de sencillez y confiabilidad Honda. Mantiene su característico tanque en forma de lágrima para 11 litros de nafta.

 

En forma paralela, Honda decidió desdoblar la Rebel en una variante “S”, más completa en equipamiento y con una decoración Adicionalmente también se va a comercializar la Honda Rebel S, una variante más equipada  y con decoración de color Matte Axis Grey Metallic. La Rebel S incluye de serie máscara para el faro, pantalla ahumada, fuelles de horquilla y un asiento con tapizado específico.

 

Utiliza ahora un faro LED, siempre en forma redonda, y también estrena intermitentes.    El tablero es una esfera digital LCD que incluye un nuevo indicador de marcha engranada.
Los pedalines adoptan una posición más confortable para el piloto, que se suman a nuevas suspensiones más suaves y con amortiguadores traseros de nitrógeno.
La Rebel 500 2020 viene de fábrica con una configuración biplaza, pero se puede sacar fácilmente el asiento y los pedalines para volver al origen del modelo.

Su corazón es un bicilíndrico apenas retocado para cumplir con las normativas anticontaminantes. De paso aumenta su potencia a 45,5 CV. Pesa 191 Kg. Y el asiento sigue a menos de 700 mm del piso.
En forma paralela, Honda decidió desdoblar la Rebel en una variante “S”, más completa en equipamiento y con una decoración Adicionalmente también se va a comercializar la Honda Rebel S, una variante más equipada  y con decoración de color Matte Axis Grey Metallic. La Rebel S incluye de serie máscara para el faro, pantalla ahumada, fuelles de horquilla y un asiento con tapizado específico.

Créditos: Honda – Prensa EICMA 2019