EICMA 2019: Yamaha TMAX 560

La quinta generación del scooter referencial de la marca aumenta la cilindrada para llegar a 47 CV de potencia.     

Pasaron 19 años desde aquel Salón de Milán donde Yamaha sorprendía con el prototipo Twin Maximum, un conceptual scooter que luego se convertiría en el TMAX para brillar por dos décadas por su estética y prestaciones líderes para un megascooter.
En 2017, la cuarta generación se desdobló en tres modelos (estándar, SX y DX) para encarar un público más enfocado al uso que le iba a dar: polivalente, sport o GT.

En 2020, con la misma impronta de diseño y estructura, Yamaha presentó en el EICMA la nueva carta del bicilíndrico: mayor cilindrada para más potencia: de los 500 cc y 40 CV pasó a los 560 cc y 47 CV a 7.500 rpm.
Se podrá decir que no es un gran cambio, pero sí lo es para un scooter que sigue inalterable sus principios de contar básicamente con una parte de ciclo de moto, con chasis, suspensiones y frenos de moto.

 

En 2020, con la misma impronta de diseño y estructura, Yamaha presentó en el EICMA la nueva carta del bicilíndrico: mayor cilindrada para más potencia: de los 500 cc y 40 CV pasó a los 560 cc y 47 CV a 7.500 rpm.

 

El motor V-twin llega ahora al máximo de su potencial: Yamaha aprovechó los 2 mm de más para ajustarse a la normativa Euro 5: pistones forjados en aluminio, bielas rediseñadas, admisión, inyectores, cámara de combustión, el escape y, claro está, sumar par y potencia. El TMAX 560 2020 cambia carrocería, el asiento del acompañante, la plataforma ahora es de aluminio y posee pantalla de instrumentos TFT. Y la iluminación que es completamente LED.
Amén de la versión estándar, saldrá el Yamaha Tech MAX con mejor equipamiento para Gran Turismo: parabrisas regulable eléctricamente, control de velocidad, asiento y puños calefaccionables, amortiguador trasero regulable, sistema de conectividad App MyTMAX, distintos colores y llanta dorada.

 

 

Créditos: Yamaha – Prensa EICMA 2019