Thrive TXX Interceptor: la reina de Yakarta

Sobre la base de una Royal Enfield 650 Interceptor, los customizadores Indra Pratama y Barata Dwiputra crearon en Indonesia una joya en que lo actual sublima a lo retro.

Sabido es que las Royal Enfield, son furor entre los adeptos del fulgurante segmento neo-retro mundial. Y no solo entre los compradores sino que como objetos apuntados por preparadores de todo el mundo.
En ese marco, surgió Yakarta, Indonesia, y de manos del estudio que dirigen Indra Pratama y Barata Dwiputra la Thrive TXX Interceptor, en base al modelo de 650 cc que le da nombre.

“Las Royal Enfield siempre nos han interesado”, declaró Putra Agung, vocero del taller Thrive. “Son motos robustas y confiables, y el nuevo motor en paralelo le da un mejor desempeño”. La obra es una mezcla de cosas nuevas y antiguas. Le reeemplazaron el tanque de combustible, la caja de la batería y las cachas. Luego cambiaron la forma de la parte trasera y variaron los amortiguadores dobles por un monobrazo oscilante que adaptaron de una Suzuki GSX-R600.
El toque retro en el frente lo pone la réplica de una horquilla Ceriani GP38, sujeta con unas abrazaderas especialmente confeccionadas.

La obra es una mezcla de cosas nuevas y antiguas. Le reeemplazaron el tanque de combustible, la caja de la batería y las cachas. Luego cambiaron la forma de la parte trasera y variaron los amortiguadores dobles por un monobrazo oscilante que adaptaron de una Suzuki GSX-R600.


La Thrive TXX Interceptor calza neumático deportivos Pirelli Diablo Supercorsa, monta frenos Brembo con pinzas de cuatro pistones (adelante) y de dos en la rueda trasera.
El instrumental es de la marca Motogadget Motoscope Tiny y las palancas de los pies de la italiana Tarozzi. Filtros de aire K&N y un sistema de escape de acero inoxidable -hecho a la medida-, deja que todo fluya.
Aunque lo que más resaltan Indra y Barata es del carenado, totalmente manufacturado en aluminio. Por otra parte, el tanque, los paneles laterales, los “mínimos” guardabarros y el colín son artesanales.
Lograr esta preparación demandó 672 horas-hombre. Las finales, dedicadas a darle el acabado en pintura en mix de verde con dorado champagne.

…lo que más resaltan Indra y Barata es del carenado, totalmente manufacturado en aluminio. Por otra parte, el tanque, los paneles laterales, los “mínimos” guardabarros y el colín son artesanales.

Créditos: Portaltactica.com-Motorette.