Harley-Davidson JD antiguo: hay un ejemplar y está a la venta

El único ejemplar del Harley-Davidson JD Sidecar modelo 1928 que existe en el mundo salió a la venta en los últimos días. Tiene al menos 92 años de antigüedad y marca 3 kilómetros en su odómetro.

La noticia se publicó en en portal de e-commerce eBay de Estados Unidos. El  sidecar Harley-Davison JD 1000 vale 75.000 dólares.

No es la primera vez que se observa la rareza de una Harley-Davidson con sidecar. Este año ya se vio una Racer de 1984 o una J con side para recambios de 1916, dice el sitio MDZOL.

La exquisita restauración fue realizada por los especialistas de Rick’s Restorations (Las Vegas, EEUU).

Una pieza de colección

Pero en esta ocasión hay una historia importante detrás. Esta H-D JD con side estuvo en manos de un mismo dueño durante más de 90 años. El modelo es una de las últimas evoluciones con propulsor V-Twin F-Head, antecedente del Flathead, y rondaba los 20 CV.

 

En la década de los veinte, Harley-Davidson era el mayor fabricante de motocicletas del mundo, con concesionarios en 67 países. Uno de sus pilares era la JD de 1.000 cc, que se convirtió en la primera motocicleta en ganar una carrera, con una velocidad media de más de 160 km/h en 1921. Sucedió en una pista de madera en Fresno, California, Estado Unidos.

 

Leer también: Una colección de motos alemanas en el corazón de la «Pampa gringa»

Datos por si hay interés

La unidad a la venta (VIN: 28JD6213) se encuentra en Clarkston (Michigan, EEUU), forma parte de la colección privada de James Cousens (la compró a su dueño original hace dos años) y sólo tiene 3 km en su odómetro.

 

La exquisita restauración fue realizada por los especialistas de Rick’s Restorations (Las Vegas, EEUU).

La JD con sidecar posee llantas de rayos, frenos de tambor, cambio “suicida”, parabrisas, asiento monoplaza y cambio de 3 velocidades.

Además de la moto, se incluye un archivo de documentación inigualable: aporta cartas personales, documentación manuales, anuncios, folletos originales de la época y hasta una foto del propietario original con su esposa e hijos.

Créditos: MDZ