Es inminente el lanzamiento de la Honda Fireblade 2020

Se filtraron solo detalles de la CBR 1000 RR con la que Álvaro Bautista competirá en el WSBK 2020.  No montaría un V4 pero sí tendría más potencia, electrónica de MotoGP y alerones, lo que es secreto a voces en medios de todo el mundo.

Quizá será en el EICMA de Milán de principios de noviembre, pero Honda no se tomará mucho tiempo para dar a conocer la nueva configuración de su moto más potente: la CBR 1000 RR.
La Superbike recibió algunos retoques en 2019 pero, se profundizarán en 2020, año en que la marca redoblará la apuesta en el mundial de motos de producción con la incorporación del español Álvaro Bautista, el señalado para devolver al sello de los primeros lugares. La última vez que Honda se consagró en el WorldSBK fue en 2013, con James Toseland como piloto y quiere volver a la gloria cuanto antes.
Una síntesis de la información que trascendió en varios medios, sobre todo japoneses,  se puede vaticinar que la Honda CBR 1000 RR Fireblade del español (que también saldrá al mercado, porque así lo exige el reglamento del WSBK),  tendría un propulsor con 212 CV, potencia que la posicionaría un poco por encima Yamaha R1M, con 200 CV, y por debajo de la Ducati Panigale V4, con 214 CV.
A pesar de los rumores de su pase al V4, al parecer no cambiaría  la configuración de cuatro cilindros en línea, que ya utilizan Yamaha y la campeona mundial Kawasaki.
El diseño del chasis se acercará algo más al de la RC 213V de Moto GP, aunque seguiría con  su doble viga de aluminio.

 

…su principal novedad estará dada en convertirse en la primera moto en usar alerones retráctiles, que desplegará y recogerá automáticamente a partir del control de la centralita.

El sistema de distribución sería variable y derivado del sistema V-TEC que Honda CBR 1000 RR usa para sus coches. Donde Honda podría dar el gran salto es en la parte electrónica, con el traspaso a su moto superdeportiva de “calle”  de toda la tecnología que dispone la de MotoGP mediante una IMU o Plataforma Inercial que controlaría ABS,  gestión electrónica del freno motor, launch-control o cornering.
Se sabe que mantendrá su peso en 196 kilos y que su principal novedad estará dada en convertirse en la primera moto en usar alerones retráctiles, que desplegará y recogerá automáticamente a partir del control de la centralita.
Se aguarda con expectativa mayores detalles y la confirmación de los que ya alcanzaron dominio público.