EICMA 2019: Benelli Leoncino 800

La neoclásica de Pesaro respondió a las demandas al duplicar, prácticamente, el motor pero mantuvo la estética que define a la familia.

En Milán 2019, Benelli dio respuesta a los pedidos de sus fanáticos y amplió al doble la cilindrada de su Neo-Retro Leoncino. Con un  motor de 754 cc, 81,6 CV a 9.000 rpm y un par de 6,8 kg a 6500 rpm, dejó en claro que la Leoncino 800 evolucionó enormemente. Todo eso sin perder su fisonomía neoclásica de la gama que también alista a las Benelli Leoncino 250 y 500. Las formas, su tanque, el faro y el resto de la composición es similar a la que viene manifestando el modelo desde su salida al mercado.
Vale decir  que la Benelli Leoncino 2010 monta un bicilíndrico de cuatro tiempos refrigerado por líquido, con la potencia y para descritos, distribución DOHC, 8 válvulas y caja de cambios de 6 velocidades con embrague antirrebote. Y el chasis es tubular de acero, el mismo material que el del tanque de combustible de 15 litros.

 

Con un  motor de 754 cc, 81,6 CV a 9.000 rpm y un par de 6,8 kg a 6500 rpm, dejó en claro que la Leoncino 800 evolucionó enormemente.

El faro delantero es LED y con la “marca  de agua” de Benelli Leoncino colocada en el centro. El León de Benelli no puede faltar tampoco sobre el guardabarros delantero. El tablero se traduce en una pantalla TFT de última generación.
La Leoncino 800 trae de serie un caballete central, horquilla invertida con botellas de 50 mm de diámetro, ajustable en extensión, compresión y precarga de muelle, de 130 mm de recorrido. El monoamortiguador trasero es   regulable en precarga de muelle y extensión.
Los frenos son provistos, con doble disco delantero semi-flotante de 320 mm de diámetro y pinzas monobloque radial de cuatro pistones. El disco trasero es de 260 mm de diámetro, con pinza de doble pistón.
Las llantas de 17″, sin cámara, están fabricadas en aleación de aluminio y equipadas con neumáticos 120/70-17 y 180/55-17.

 

Créditos: Prensa EICMA 2019 – Benelli