Yokozuma

Peparaciones para celebrar los 50 años de la Honda CB750

La marca del ala festeja este año el cincuenttenario de su primer modelo de cuatro cilindros en línea y en su honor presentó varias customizaciones en el festival Glemseck 101.

En Glemseck 101, una distinguida convocatoria de preparadores que se realiza anualmente Leonberg (Alemania), conocida también por la disputa un Sprint Internacional, Honda expuso varias creaciones de estudios locales ara homenajear a la sigla “CB”, que inauguró en 1969 la saga de los cuatro cilindros en línea que hizo ilustre a la marca japonesa.

Con la  Neo Sport Café CB 1000R como base, el concurso lo ganó el taller Kummich Honda con la “Monoposto”, de elegante terminación en negro y azul, el logo de Honda en amarillo, aleta delantera recortada y un escape scrambler con salida elevada.

Otro exponente que no pasó desapercibido fue la “Starrider”, una CB750 custom radical nitro-alimentada, construida por los hermanos Ben y Lion Ott del taller Motoism de Munich.
En la serie de carreras del 1/8 de milla sobre asfalto en el mítico circuito de Solitude, Alex Polita, piloto IDM Motorsport HRP, compitió mano a mano sobre la ‘Yokozuna’ – moto CB1000R customizada de su propiedad – contra el referente del TT de la Isla de Man Connor Cummins, al comando de una CB1000R-adical diseñada y construida por Gannet Design y el concesionario Honda Fuhrer Moto.
En el marco de otra celebración, los 60 años de Honda en la cometición, Buselmeier customizó su CB1000R:
Por último, la CB1000R de Fischer & Bohm se destacó por su fulgurante bastidor en pintura electrostática roja.


Con la  Neo Sport Café CB 1000R como base, el concurso lo ganó el taller Kummich Honda con la “Monoposto”, de elegante terminación en negro y azul, el logo de Honda en amarillo, aleta delantera recortada y un escape scrambler con salida elevada.

 

Créditos: Glemseck 101