Moteras de Misiones: “Viajando nos sentimos, libres, empoderadas y felices”

Mujeres de la provincia mesopotámica recorren los caminos porque en ellos “no hay distinción de género”, manifestaron en un informe del diario El Territorio.

Libres, como el viento que va y viene sin rumbo fijo, sin dar explicaciones. Así se sienten ellas, las mujeres moteras que hace ya muchos años recorren distintos puntos del mundo haciendo lo que las apasiona: viajar en dos ruedas.
Seguras de sí mismas y disfrutando de lo que definen como “la mejor etapa de sus vidas”, Eva, Pinky, Carolina, Dalila, María, Silvina, Jael, Sandra, Silvia, Edith, Luisa, Miriam, Manuela y la pequeña Meylín, de 12 años, dialogaron con El Territorio sobre el significado de ser moteras, el empoderamiento que implica romper con los estereotipos machistas del motociclismo y la importancia de valerse por sí mismas.

Con un sol a pleno, opacado por el brillo que resaltaba la emoción en los ojos de cada una, llegaron en caravana hasta Posadas. Las mujeres de Leandro N. Alem, Oberá, Guaraní, Puerto Rico, Garuhapé, Garupá, Candelaria y la capital misionera se estacionaron en la Cascada de la Costanera sur para, en grupo, compartir sus travesías y experiencias.

Seguras de sí mismas y disfrutando de lo que definen como “la mejor etapa de sus vidas”, Eva, Pinky, Carolina, Dalila, María, Silvina, Jael, Sandra, Silvia, Edith, Luisa, Miriam, Manuela y la pequeña Meylín, de 12 años, dialogaron con El Territorio sobre el significado de ser moteras.

“Es que nosotras nos sentimos parte del motociclismo, nos sentimos incluidas. Entre los moteros no hay distinción de género o edad, porque esta hermandad nos enseñó a compartir no solamente el amor por las motos, sino también el amor por la vida, por la adrenalina, por las aventuras. Es un estilo de vida que amamos y defendemos”, comentaron llenas de vigor.

Leer artículo completo en El Territorio