Cuatro pasos para actuar ante un accidente

La aseguradora ATM elaboró una guía para saber qué hacer frente a un siniestro. La idea surgió a partir de una encuesta que arrojó el desconocimiento general que existe sobre el tema.

Frente a la masificación de la moto como medio de transporte particular y también como herramienta laboral, y con el objetivo de seguir generando conciencia sobre seguridad vial, ATM Seguros distribuyó a la prensa una nueva acción en el marco de  su programa de RSE “SEM” (Seguro en Moto)
El pasado mes de octubre ATM realizó una encuesta a nivel nacional para conocer si los conductores de motos están preparados y capacitados para hacer frente a un accidente, ya sea porque se tiene conocimiento de técnicas de RCP o porque cuenta con un kit de primeros auxilios en su moto. Los resultados ponen en alerta esta situación, y evidencian cómo todavía se debe trabajar en la concientización.


Como parte del relevamiento que hizo ATM, otros resultados mostraron que aunque la mayoría (94%) sabe que lo primero que hay que hacer en un accidente vial es llamar a emergencias para asistir a la víctima, aún hay un porcentaje (6%) que lo primero que haría es “mover a la víctima y remover el casco”, a modo de ayuda al accidentado. Nada peor.

 

De un total de 1.000 participantes que respondieron la encuesta, apenas un poco más del 20% respondió que lleva en su moto un kit de primeros auxilios, mientras que un 60% de los encuestados dijo no saber técnicas de RCP.
Como parte del relevamiento que hizo ATM, otros resultados mostraron que aunque la mayoría (94%) sabe que lo primero que hay que hacer en un accidente vial es llamar a emergencias para asistir a la víctima, aún hay un porcentaje (6%) que lo primero que haría es “mover a la víctima y remover el casco”, a modo de ayuda al accidentado. Nada peor.
Por otra parte, un conductor preparado debería llevar, indefectiblemente, un botiquín entre su equipo. Este no es un accesorio que solo debe actualizarse al momento de salir a la ruta y con el objetivo de evitar una multa. Para cualquier tipo de siniestro, esta herramienta puede hacer la diferencia y mitigar el dolor y las consecuencias de un golpe, un corte e incluso heridas más profundas. Los guantes de látex son un elemento fundamental de este botiquín y deben ser usados en todo momento en caso de haber un accidentado.

 

De un total de 1.000 participantes que respondieron la encuesta, apenas un poco más del 20% respondió que lleva en su moto un kit de primeros auxilios, mientras que un 60% de los encuestados dijo no saber técnicas de RCP.

Por su parte, y con la creciente difusión de campañas de seguridad vial y concientización sobre el manejo de emergencias, la oferta para capacitarse en prácticas de reanimación es cada vez más amplia. Los cursos se dictan en organizaciones públicas y privadas, e incluso muchos son de carácter gratuito. En efecto, tanto en municipios del conurbano bonaerense como Escobar, y en algunas provincias como Santa Fe y Tucumán, contar con un curso de RCP resulta obligatorio para obtener la licencia de conducir.
Con la mirada puesta en generar valores a largo plazo, El comunicado emitido por ATM entiende que “es clave e importante saber qué hacer y cómo estar preparado ante la posibilidad de sufrir un siniestro”.

Paso básicos

  1. Si hay heridos, llamar a emergencias (107) y no mover al accidentado; no sacar el casco si el motociclista es el herido.
  2. Señalizar la escena para resguardar a la víctima y la zona.
  3. Identificar síntomas del accidentado para transmitirle al servicio médico que asista y tener la menor invasión sobre el accidentado; de ser posible conocer la existencia de enfermedades o patologías previas.
  4. Bajo ningún aspecto huir del lugar del accidente. La asistencia a la víctima en los primeros momentos es clave para salvar una vida.

 

Créditos: Prensa ATM