Con la Z H2, Kawasaki marca el inicio de la era Hypernaked

Luego del éxito de la Ninja H2 y la Ninja H2R, la Z H2 será la tercera sobrealimentada de la japonesa de Akashi, la primera Súper Naked indiscutida. Será atractiva para los pilotos con experiencia pero su gran manejabilidad la hará accesible a un público más amplio.

Durante casi cincuenta años de producción ininterrumpida de modelos Z, desde la icónica Super Four Z1 de 1972, Kawasaki tiene un legado incomparable en el segmento Naked. Lejos de mirar atrás con este último modelo Z, la firma japonesa da un paso adelante con la su “denuda” más radical, técnicamente más avanzada y la más potente hasta el momento: la Z H2.
Aprovecha la experiencia de la Ninja H2 y la Ninja H2R, para mostrar al mundo una nueva dirección y señalar el comienzo de la “era Hypernaked”
Ser la líder de la familia Z es una gran responsabilidad que requiere de una máquina con características que satisfagan las necesidades y deseos de los usuario más exigentes. Con la vista puesta en filosofía Sugomi –donde cada innovación de estilo se complementa con una prestación técnica –  la Z H2 supera todas esas exigencias, es “La Z definitiva”.

El turbo, epicentro de la revolución

Obviamente, la mayor parte de la atención se centrará en el formidable motor de cuatro cilindros en línea y 998 cc desarrollado y fabricado para incorporar un compresor de sobrealimentación. Con una potencia máxima de 200 CV, las virtudes de este motor son una potencia totalmente controlable aunque vigorosa que crece con la asistencia del Ram Air y un carácter amigable dando resultado a una conducción totalmente controlable.
La ZH2 2020 es una nueva interpretación del estilo Sugomi con actualizaciones tan visibles como la iluminación LED, (incluso en intermitentes y luz de patente). La pantalla TFT de fácil lectura, cambios de marcha semi-automáticos tanto de subida como de bajada y la función de control de crucero además de todas las ayudas electrónicas a la conducción más avanzadas.

 

Con la vista puesta en filosofía Sugomi –donde cada innovación de estilo se complementa con una prestación técnica –  la Z H2 supera todas esas exigencias, es “La Z definitiva”.

 

El chasis multitubular en acero se complementa con unas pinzas de freno Brembo M4 ancladas a una horquilla Showa BPF para certificar las altas especificaciones de esta Z.
Los ingenieros de Kawasaki trabajaron duro para asegurar un equilibrio dinámico entre prestaciones y fiabilidad para una Streetbike sobrealimentada una realidad exótica y práctica a la vez. Con un embrague anti-rebote y una caja de cambio con sincronizadores, el uso inteligente del aceite como refrigerante elimina la utilización de un intercambiador de calor y subraya la participación clave de los inyectores de aceite.

Conjuga fiabilidad con la manejabilidad

Todas las ayudas electrónicas gestionadas por la IMU de Bosch, el control de tracción, el sistema de freno inteligente, función de asistencia en giro, los modos seleccionables de conducción y potencia, control anti-wheelie están adaptados a la tecnología más moderna a través de conexión Bluetooth – con la App de Kawasaki Rideology –  y permiten al piloto interactuar con su máquina y descubrir más acerca de su conducción y del estado de la motocicleta, todo en la pantalla del celular. Además de la información práctica de ahorrar combustible y los detalles de cada salida, hay otras funciones como el medidor del ángulo de inclinación, que seguro serán muy prácticos.
Desde su asimétrica toma de aire a un lado de los faros  LED, con el logo en relieve “Supercharged” en el propulsor, su actitud agresiva Sugomi y el espectacular color verde del chasis multitubular, la Z H2 es una sinfonía de sensaciones.
Muy esperada, probablemente la más esperada de las máquinas Hypernaked del 2020, la Z H2 ya está en el mercado mundial, lista para liderar la familia Z e inaugurar un nuevo segmento, el de las Hypernakeds sobrealimentadas.

 

Créditos: Kawasaki Global