Casco de moto: ¿Cómo prolongar su vida útil?

Publicada: 15 junio, 2024
Casco de moto: ¿Cómo prolongar su vida útil?
Manipulación, limpieza, guardado y más.

El casco es uno de los elementos más importantes -sino el más importante- para la seguridad de un motociclista. Además de cumplir con los estándares de seguridad, es esencial mantenerlo en buen estado para que funcione correctamente en caso de un accidente. Aquí, algunos consejos para prolongar la vida útil de un casco de moto.

El casco es uno de los elementos más importantes -sino el más importante- para la seguridad de un motociclista.

El casco es uno de los elementos más importantes -sino el más importante- para la seguridad de un motociclista.

Limpieza regular del casco

Mantener el casco de moto limpio es fundamental no solo por razones de higiene, sino también para garantizar su durabilidad y efectividad en caso de accidente. Pero, ¿cómo realizar una limpieza adecuada  para preservar los sus materiales y asegurar su máximo rendimiento?.

Limpieza del Exterior

  • Productos Específicos: Utilizar productos diseñados especialmente para la limpieza de cascos. Estos productos están formulados para eliminar la suciedad y los residuos sin dañar los materiales. Alternativamente, se puede usar un jabón suave con agua tibia. Evitar detergentes fuertes o productos químicos agresivos que puedan deteriorar la carcasa o los acabados del casco.

Proceso de Limpieza

  • Preparación: Retirar la visera y cualquier otro componente desmontable para limpiarlos por separado.
  • Limpieza: Con un paño suave o una esponja, aplicar el jabón suave y el agua tibia sobre la superficie del casco. Frotar suavemente para eliminar la suciedad y los residuos. Prestar especial atención a las áreas con más acumulación de suciedad, como las ventilaciones y las juntas.
    Enjuague: Usa agua limpia para enjuagar el casco, asegurándote de que no queden restos de jabón.
  • Secado: Secar el casco con un paño suave y limpio. No usar secadores de pelo o dejar el casco al sol, ya que el calor excesivo puede arruinar los materiales.

Limpieza del Interior

El interior del casco es crucial para la comodidad y la higiene. Con el tiempo, puede acumular sudor, polvo y bacterias, lo que hace esencial una limpieza regular.

  • Desmontaje: Si el interior del casco es desmontable, retirar las almohadillas y el forro según las instrucciones del fabricante. Esto facilitará una limpieza más profunda y efectiva.
Lavar las almohadillas y el forro el casco a mano usando un jabón suave.

Lavar las almohadillas y el forro el casco a mano usando un jabón suave.

Lavado

  • Manual: Lavar las almohadillas y el forro a mano usando un jabón suave. Sumergir los componentes en agua tibia con jabón y frotarlos delicadamente. Asegurarse de enjuagarlos bien para eliminar todo el jabón.
  • Lavarropas: Algunos cascos permiten el lavado de las almohadillas en lavarropas. Si es el caso, utilizar un ciclo pausado con agua fría y un jabón suave. Colocar las almohadillas en una bolsa de lavado para protegerlas.
  • Secado: Dejar secar las almohadillas y el forro al aire en un lugar sombreado y bien ventilado. Eludir el uso de secadoras o la exposición directa al sol, ya que el calor puede deformar o dañar los materiales.

Mantenimiento Adicional

  • Visera: Limpiar la visera por separado usando agua tibia y jabón. Secarla con un paño sin pelusa para evitar rayones. Algunos fabricantes ofrecen limpiadores específicos para viseras que ayudan a mantener la claridad y prevenir rayaduras.
  • Ventilaciones y Componentes Móviles: Las ventilaciones y otros componentes móviles pueden acumular polvo y suciedad. Usar aire comprimido o un cepillo pequeño para limpiar estas áreas sin necesidad de desarmar el casco.
  • Revisiones Periódicas: Durante la limpieza, inspeccionar el casco en busca de daños o desgastes. Verificar las correas, hebillas y otros mecanismos de ajuste para asegurarse de que están en buen estado y funcionan correctamente.
  • Almacenamiento Adecuado: Guardar el casco de moto en un lugar fresco y seco, lejos de la luz solar directa y de fuentes de calor. La exposición prolongada a altas temperaturas y la radiación ultravioleta pueden debilitar los materiales del casco, reduciendo su capacidad de protección.
  • No dejar caer el casco: Aunque los cascos de moto están diseñados para soportar impactos, dejarlos caer compromete su integridad de manera significativa. La construcción de un casco está destinada a absorber la energía de un impacto en caso de accidente, pero los golpes reiterados, aunque aparentemente menores, causan daños internos que no son visibles a simple vista. Habitualmente, un casco que se precipita contra el suelo no sirve más.
Habitualmente, un casco que se precipita contra el suelo no sirve más.

Habitualmente, un casco que se precipita contra el suelo no sirve más.

Cómo manipular un casco correctamente

  • Manipulación cuidadosa: Siempre manejar el casco con ambas manos y cerciorarse de colocarlo en superficies estables cuando no esté en uso. Nunca dejarlo en lugares donde pueda ser empujado o caerse fácilmente, como el borde de una mesa o el asiento de la moto.
Nunca dejar el casco en lugares donde pueda ser empujado o caerse fácilmente, como el borde de una mesa o el asiento de la moto.

Nunca dejar el casco en lugares donde pueda ser empujado o caerse fácilmente, como el borde de una mesa o el asiento de la moto.

  • Uso de soportes y ganchos: Utilizar soportes adecuados para cascos cuando se lo guarda en casa o en el garaje. Existen ganchos de pared diseñados para mantener el casco en posición segura y evitar caídas accidentales. En la moto, el casco debe estar siempre colocado en la cabeza, aun que se circule a velocidades menores o se haga un distancia corta.
  • Almacenamiento en bolsas protectoras: Si hay que transportar el casco, hacerlo dentro de una bolsa protectora acolchada. Estas bolsas están preparadas para proteger el casco de golpes y arañazos durante el transporte y preservarlo en mejores condiciones por más tiempo.
  • Nunca colgar el casco en los espejos: Muchos motociclistas tienen la costumbre de colgar el casco en los espejos retrovisores de la moto. Esta práctica puede causar que el casco se caiga fácilmente si se mueve la moto o si alguien lo golpea accidentalmente. Es mejor colocar el casco en una superficie plana y segura.
Colgarlo en los espejos puede causar que el casco se caiga fácilmente si se mueve la moto o si alguien lo golpea accidentalmente.

Colgarlo en los espejos puede causar que el casco se caiga fácilmente si se mueve la moto o si alguien lo golpea accidentalmente.

Reemplazo de Componentes

Muchos cascos permiten el reemplazo de ciertas piezas, como las viseras y las almohadillas internas. Sustituir estos componentes regularmente puede mejorar tanto la comodidad como la seguridad. Además, las viseras rayadas pueden afectar tu visión, por lo que es recomendable cambiarlas cuando sea necesario.

Adhesivos y Pinturas: ¿para qué?

La aplicación de adhesivos o pintura no recomendada por el fabricante puede debilitar la estructura del casco. Algunos productos químicos pueden deteriorar el material del casco y reducir su efectividad. Si se decide personalizar un casco, procurar utilizar productos aprobados por el fabricante.

Conocé más sobre cascos AQUÍ

Inspección Regular

Revisa tu casco periódicamente para detectar posibles daños. Fíjate en grietas, abolladuras u otros signos de desgaste en la carcasa exterior. También verifica las correas y mecanismos de cierre para asegurarte de que funcionen correctamente. Ante cualquier duda, consulta con un profesional o considera reemplazar el casco.

Reemplazo Temporal

La mayoría de los fabricantes recomiendan reemplazar el casco cada 3 a 5 años, dependiendo del uso y de la exposición a elementos como la luz solar, el sudor y otros factores ambientales. Incluso si no ha sufrido un accidente, los materiales del casco pueden degradarse con el tiempo.

Exposiciones prolongadas a elementos

No dejar el casco expuesto al sol, la lluvia o la humedad durante largos períodos. Estos elementos pueden deteriorar tanto el exterior como el interior del casco y afectar su eficacia. Si no se puede evitar dejar el casco en el exterior, intentar cubrirlo o guardarlo en una caja protectora.

Todo mal: el casco colgado del puño de la moto, al rayo del sol y con elementos adentro.

Todo mal: el casco colgado del puño de la moto, al rayo del sol y con elementos adentro.

Manejo meticuloso

Cada vez que se ponga o quite el casco, hacerlo con cuidado para no perjudicar las partes móviles, como las correas y las viseras. Nuca tirar del casco con fuerza excesiva ni ajustas ajustar incorrectamente las correas para sortear perjuicios en los puntos de anclaje.

Recordar siempre que…

Cuidar el casco de moto prolonga su vida útil, pero, fundamentalmente, posibilita que esté en las mejores condiciones para proteger la cabeza cuando más se lo necesite. Seguir estos consejos, no sólo permitirá mantener el casco en óptimas condiciones para maximizar la inversión. Primordialmente garantizará la seguridad del mejor aliado que tiene el motociclista en la calle o la ruta.

Te puede interesar

Casco de moto: consejos para tu primera compra

Fotos: Pixabay

Sigue leyendo

0 comentarios
Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El carril digital latino

Una propuesta editorial independiente especializada en motos con base en Argentina y desarrollada por un equipo de profesionales con vasta trayectoria en el periodismo y el marketing.

Contactanos

contenido@motodinamia.com